La creatividad como motor para tu equipo y empresa.

Todo el mundo es creativo. La creatividad no es un don divino con el que algunos nacen y otros no, sino una capacidad común a todos los humanos. Es, justamente, la característica que nos hace humanos: los antropólogos la denominan «fluidez cognitiva»

Una de las cosas que nos ha demostrado el último año es que el resultado de quedarse parado no es el mismo que el de estar quieto.

Muchas personas, por solidaridad, por arte, por superar el aburrimiento o por tener que seguir haciendo su actividad laboral desde sus hogares dieron suelta a su creatividad.

Al fin y al cabo, ser creativo no es más que buscar soluciones originales a problemas concretos. Tener la capacidad de ver un poco más allá.

No consiste en ser el más original o en hacer algo que todavía no se haya inventado.

Consiste en entender quién eres, qué ofreces, cómo puedes ayudar a los demás con lo que haces, ponerte en la piel de tus clientes y escucharlos, entender qué necesitan y cómo podrías ofrecérselo con mayor facilidad, alcance, comodidad, rapidez. En definitiva, con más valor.

Ya hemos comentado anteriormente que creemos fervientemente en fomentar el aprendizaje continuo como herramienta empresarial.  Que mantenerse inspirado es la clave  y que el mayor activo de una organización son las personas que la forman.

Podemos pedirles que se limiten a hacer su trabajo, que sean responsables y que cumplan un horario.

Pero también podemos pedirles que pongan sobre la mesa su experiencia, conocimientos y creatividad, para buscar una forma de adaptarnos al cambio, de sortear problemas y de crecer.

En Ad-lante siempre apostamos por la segunda opción y es por eso por lo que cuando nos han pedido una presentación de la empresa y sus servicios hemos terminado  produciendo un video para Youtube. Pero esa es otra historia…

Ahora terminaremos esta con una serie de “reglas” que nos permitan concretar todo lo que hablamos anteriormente:

>> Ideas para fomentar la creatividad en tu empresa <<

  •  Permite la flexibilidad y tolera los fallos.
  • Incentiva la creatividad entre los empleados. Debemos dedicarles recursos, espacio, tiempo para que generen dichas ideas, así como reconocérselas y hacerles partícipes de los resultados.
  • Permite ideas locas y personas creativas en tu organización, dales voz. No significa que les hagas caso en todo, pero te ayudarán a abrir la mente y el campo de posibilidades.
  • Asume algunos riesgos.
  • Ten equipos diversos e interrelacionados entre sí.

Compartir:

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Compartir:

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *